EL EVANGELISTA COMO LÍDER SIERVO

El secreto del verdadero crecimiento de la iglesia es la conservación de los resultados de la evangelización por medio del discipulado personal con cristianos que demuestren con sus cualidades de fe y carácter que son «sal».

EL EVANGELISTA COMUNICA DE FORMA EFECTIVA

¡Es el mismo mensaje bíblico que proclamaban aquellos evangelistas del Primer siglo! El mensaje de la obra expiatoria, redentora, sustitutiva, hecha una vez y para siempre, del Hijo de Dios, Jesucristo, en la cruz del Calvario.

EL EVANGELISTA DEPENDE DEL ESPÍRITU SANTO

¿Quién habilita al siervo de Dios para ser un evangelista? ¿Con qué autoridad se presenta ante el mundo como emisario de Dios? Como respuesta, propongo el tema de este mensaje: «El evangelista depende del Espíritu Santo.» Es por la autoridad y el mandato soberanos del Espíritu Santo que nosotros representamos a Cristo ante el mundo.

EL EVANGELISTA ES FIEL EN UN MUNDO HOSTIL

Según la enseñanza de nuestro Señor y la enseñanza del Espíritu Santo, no hay escapatoria de la persecución, porque somos odiados por el mundo. Todos nosotros enfrentamos diferentes persecuciones, mentales y físicas. Y tenemos que estar preparados para enfrentarlas.

EL EVANGELISTA PROCLAMA QUE JESUCRISTO ES EL ÚNICO CAMINO

Afirmar la singularidad de Cristo es una de las cosas que la iglesia necesita hacer con mayor urgencia en la actualidad. En la mayoría de los países del mundo, el pluralismo es la forma principal de encarar la religión.

EL EVANGELISTA TIENE UNA ESTRATEGIA PARA LA COSECHA

Los principios de Dios son sólidos como la roca y nunca cambian. Pero los métodos deben ser adaptados por nosotros, en cada generación. Que el Espíritu Santo trabaje creativamente a través de usted. Y, sí… es de esperar que lo critiquen por su creatividad y su experimentación.

EL MENSAJE DEL EVANGELISTA ESTA BASADO EN LA BIBLIA

Verdaderamente, la Biblia es la única base sobre la cual el auténtico evangelista puede construir su ministerio y su mensaje. La Biblia es indispensable para todo verdadero evangelismo.

LA VIDA INTERIOR DEL EVANGELISTA

Debemos comprender que el corazón no sólo es el asiento de las emociones, sino también de la voluntad. El corazón representa el centro de la personalidad humana, incluyendo la vida intelectual, emocional y volitiva del creyente.

MOTIVOS PARA EVANGELIZAR

Nuestro motivo para evangelizar es que la persona que no tiene fe en Jesucristo está perdida. No podremos evangelizar bien hasta que creamos que la persona que no tiene a Cristo está perdida y destruida, sin esperanza en este mundo o el mundo por venir.

LA PREDICACIÓN EVANELÍSTICA DEL SIGLO XXI

Estamos en medio de cambios enormes. No se trata solamente de que hayamos pasado una hoja del almanaque para entrar a un nuevo milenio. Se trata de la dura realidad de que nuestras formas de pensar también han cambiado dramáticamente.

EL PODER DEL EVANGELIO EN LAS CULTURAS DE TODO EL MUNDO

A fin de aprovechar este momento, debemos comprender la batalla que se está librando entre las distintas cosmovisiones encontradas, y debemos entender por qué nuestra cosmovisión cristiana va al encuentro de las personas en su punto de mayor necesidad.

LA OTRA CARA DE LA UNCIÓN

Aquí dice que la unción de Dios es el Espíritu Santo. Es la habilidad de Dios, por el Espíritu Santo de revelarnos a Cristo y Su voluntad. La unción es el Poder de Dios en nuestra vida, es algo del Cielo -no de los hombres- Dice: Ustedes tienen la unción y por eso les concede esta capacidad: DISCERNIR.

COMO IDENTIFICAR UNA HEREJÍA

¿Qué es una herejía? Para nosotros, los evangélicos, es toda doctrina que en materia de fe sustenta opiniones contrarias a las de la Palabra de Dios. En el estudio de la heresiología (tratado sobre las herejías) procuramos presentar una descripción sintética de las principales religiones y sectas, dando una noción general de la historia, literatura, doctrina y otros conocimientos que las caracterizan, refutándolas con las verdades incontrovertibles de las Sagradas Escrituras.

LAS OBRAS DE LA CARNE

Todos los Cristianos tenemos tres enemigos con los cuales debemos de luchar diariamente, cada uno de ellos tiene diferentes características y naturalezas, enemigos con los que Jesús también batalló diariamente y obtuvo la victoria.

Cerrar menú