«Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca». Apocalipsis 1:3

Amados consiervos en la obra de Dios, es importante que como iglesia y pueblo de Dios conozcamos la profecía más segura de todos los tiempos, la profecía que esta escrita por Dios en su palabra, a veces nos olvidamos de los sucesos de los últimos tiempos y nos centramos más en las profecías a corto plazo, pero como pueblo profético de Dios no podemos desconocer ni pasar por alto que el rapto de la iglesia es inminente y que según cada parábola dada por Jesús acerca del rapto y de su segunda venida, debe encontrarnos diligentes y velando pues Él vendrá como ladrón en la noche.

«A quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo» Hechos 3:21

Nota Importante: Quizás los materiales que encuentres a continuación no reúnan todas tus creencias de lo que crees de los últimos tiempos, pero quizás te ayude a aclarar otros.

PANORAMA BÍBLICO

La biblia es la revelación que Dios hace al hombre de sí mismo, revelación que cuenta la historia mas maravillosa y extraordinaria que el mundo jamás haya escuchado, el relato de como Dios creó al hombre, de como éste al rebelarse contra su creador por su desobediencia provocó una separación y finalmente como Dios en su incomprensible misericordia abrio un camino a través de Jesuscristo para que el hombre se reconciliara con Dios.

EXPLICANDO LAS DISPENSACIONES

Pero nuestro Dios que no cambia tiene diferentes maneras de tratar con diferentes hombres a través de la historia. Dios trata a distintos hombres en distintos tiempos de distintas maneras. Dios no trató al apóstol Pablo de la misma manera como trató a Abraham. Dios fue misericordioso con ambos, Dios salvó a estos dos hombres y Dios pasará toda la eternidad con ellos, pero Dios no trató a ambos de la misma manera.

LAS 70 SEMANAS DE DANIEL

Hace más de 2500 años en Babilonia un profeta llamado Daniel, un cautivo de la tierra de Israel, tuvo una revelación. El ángel Gabriel le reveló a Daniel de qué manera su nación (Israel), su pueblo (los judíos) y su ciudad santa (Jerusalén), desempeñarían un papel central en los planes de Dios para la humanidad; éstos tienen un papel principal en el reloj profético de Dios.

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR

El tema de la segunda venida del Señor es uno de los que trae mayor bendición espiritual al creyente, porque nos revela la proximidad del encuentro con nuestro glorioso Salvador y eso nos mantendrá alerta, velando y ocupados en sus negocios como el Señor desea, lo cual nos ayudará para guardarnos en santidad.

PROFECÍA BÍBLICA

La mayoría de las personas están muy interesadas en el futuro. ¿Qué sucederá en lo días y en los años venideros?, ¿Las cosas serán mejores o serán peores?, ¿Habrá paz en la tierra o habrá guerra?, ¿Qué le sucederá al planeta tierra?, ¿Cómo será el mundo dentro de 100 años?, ¿Dentro de 1000 años?, ¿Llegará el mundo a su fin?, ¿Qué sucede a las personas después que mueren?, ¿Qué hay más allá de la tumba?.

EVENTOS FUTUROS: ESCATOLOGÍA

El Señor Jesucristo trasladará a la iglesia al cielo antes de la tribulación, al final de este periodo de siete años, regresará a esta tierra corporal, visible y personalmente para establecer su reino milenial, el cual es previo a la nueva creación de Cielo y Tierra.

¿PASARÁ LA IGLESIA POR LA GRAN TRIBULACIÓN?

Los creyentes que viven en este tiempo no están exentos de tiempos de angustia y aflicción e intensa opresión y persecución. Sin embargo, hay un tiempo específico de angustia del cual los creyentes de la Edad de la Iglesia están eximidos.

LA GRAN TRIBULACIÓN

Hay quienes enseñan que la iglesia de Jesucristo va a pasar por toda o por una parte de la gran tribulación. La biblia es bien clara en este punto en particular, dice Apocalipsis 3:10 «Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra».

Cerrar menú